Hace un par de días hicimos una encuesta a través de nuestras redes sociales donde pudimos confirmar los temores que tienen al emprender un negocio:   ¿Por qué tu empresa necesita de un sitio web para sobrevivir en el mercado? ¿Consideras que tu negocio no está listo o no necesita de un sitio web? Si ya estás aplazando o dudando en crear un sitio web para tu empresa, me gustaría que respondieras a la siguiente pregunta: ¿Conoces alguna marca exitosa que no tenga un sitio web propio? Independientemente del sector, lugar o tamaño, ese es el común denominador entre todos los negocios exitosos. Objeciones comunes. Objeción 1: “Mi negocio es local. ¿Por qué debería tener un sitio web si no vendo por internet?” Es correcto afirmar que hacer ventas es una de las posibilidades que tu empresa gana con un sitio web. De la misma forma, es incorrecto afirmar que un sitio web sólo debe servir para esta finalidad. En caso de que esto fuese cierto, todas las páginas de internet tendrían el propósito de comercializar productos/servicios.  Y sabemos que eso no es lo que pasa. Si tu negocio fuese local, como un escritorio de abogados, un estudio de arquitectura o un restaurante italiano, puedes usar un sitio web para atraer nuevos clientes y relacionarte con tu audiencia. La búsqueda de Google es ampliamente usada por usuarios que buscan soluciones y servicios para sus problemas. Por lo tanto, cuando alguien busca “abogado civil en Bogotá”, “arquitectos en Guadalajara” o “restaurante italiano en Buenos Aires”, un sitio web propio tendrá con seguridad más autoridad para los buscadores, así como el hecho de que transmite una imagen mucho más profesional al usuario de lo que un simple resultado con una dirección y un número telefónico. En ese caso, un sitio web puede funcionar como un primer canal de contacto entre tu negocio y tu público. Es una buena primera impresión y fundamental para que ese visitante se transforme efectivamente en un cliente en el futuro. Objeción 2: “Pero mi empresa/agencia es pequeña, ¿por qué necesito de un sitio web?” ¡Justamente por eso! Tener un sitio es un paso fundamental para iniciar una estrategia de Inbound Marketing, que funciona muy bien para dar un impulso inicial a microempresas y startups. En cuanto al marketing tradicional, necesitas de una inversión elevada en el inicio. Por otra parte, el Marketing Digital permite una inversión más baja y con un mayor retorno de inversión (ROI), una vez que es fácil ya analizar el resultado obtenido con todas las acciones realizadas. El Inbound Marketing es una forma interesante y un diferencial para introducir tu empresa en el mercado, ya que es difícil competir con empresas grandes y ya consolidadas utilizando las mismas estrategias de marketing. Objeción 3: “Pero yo ya tengo una página en Facebook, no necesito de un sitio web”. Una página en Facebook es otro ítem fundamental, así como el sitio web. Por lo tanto, un canal no sustituye al otro. Sin un sitio web con dominio propio queda absolutamente ineficaz para realizar campañas de Email Marketing, que son consideradas como la forma más eficiente de relacionamiento con los clientes y generación de Leads. Al final, ¿a dónde vas a llevar tus Leads? ¿Para tu sitio web o para una red social? Haciendo una analogía, ¿en dónde te gustaría ser encontrado por tus clientes; en un escritorio o en un café dentro de un centro comercial? Las Redes Sociales son excelentes canales de generación de tráfico y de enganche con el público. Es decir, es un medio potencializador para nuestra estrategia de Marketing Digital, pero no como el principal canal. Motivos por los que tu empresa debe tener un sitio web y las ventajas que trae para tu negocio. 1 – Para ser encontrado Tu negocio puede ser algo innovador, tener el mejor atendimiento del mercado y ofrecer un producto de altísima calidad.  ¿Pero de qué te serviría todo eso si las personas no encuentran lo que haces? Tener un sitio web es la forma más simple de ser encontrado hoy en internet. El principal canal de búsqueda que una persona utiliza cuando tiene curiosidad sobre cualquier asunto es Google. Y si esas personas estuviesen curiosas sobre tu empresa, harán lo mismo. Si la búsqueda fuese sobre tu empresa, es importante que tengas un buen y optimizado sitio web para que el primer resultado en la búsqueda sea con el link para tu página web. Ahora, si la búsqueda, fuese sobre el problema que tu cliente enfrenta, es importante que tengas buenos contenidos y un buen blog para que tu empresa esté al frente de los competidores. 2 – Para ganar autoridad en el mercado Si tienes dos soluciones para tu problema y sólo una posee sitio web propio, ¿en quién confías más: en una página con dominio propio o en una fanpage de Facebook? No queremos menospreciar las redes sociales, como hablamos arriba, ellas tienen un papel fundamental en una estrategia de Marketing Digital. El punto aquí es que un sitio web es mucho más personalizable y profesional de lo que es un perfil social. Con un sitio web, tu empresa posee mucho más material para promover tu producto. Además de eso, por medio de la creación de contenido puedes probar para tu público objetivo que entiendes su necesidad y que tienes la capacidad técnica para ser la solución a sus problemas. Es un diferencial bastante eficiente en la toma de decisión. 3 – Para expandir el negocio ¿Cuál es el objetivo de tu negocio? ¿Está entre tus planes expandirlo? Una de las misiones de las empresas es tener un crecimiento previsible y escalable por medio del Inbound Marketing.  Sin embargo, nada de eso sería posible si esas empresas no tuvieran un sitio web con dominio propio. Para adquirir más clientes, necesitas de más leads. Y para generar más Leads, necesitas de más visitantes. Y para adquirir más visitantes, necesitas de ese sitio web para recibirlos. El sitio web es, muchas veces, el primer canal de contacto entre tu empresa y el futuro cliente. El Inbound Marketing permite que esos clientes lleguen hasta ti en vez de tú estar yendo tras ellos. Al largo plazo, es un proceso con bastantes ventajas. 4 – Para relacionarte con tu audiencia La forma de consumo cambió desde que el internet está presente durante todos los minutos de nuestro día a día. El consumidor no posee más que un papel apenas reactivo al marketing y a la publicidad. Es decir, es absolutamente normal que él busque sobre tu marca o su problema en internet antes de tomar la decisión de compra. Y es en ese punto que entra la página de tu empresa. Hay varias formas de mantener un relacionamiento con tu público en tu página web. Y todas ellas funcionan muy bien:

  • Publicar posts en el blog o materiales de interés sobre problemas que la audiencia enfrenta;
  • Responder comentarios de las personas en los posts del blog;
  • Crear una sección de relacionamiento con respuestas a las dudas más comunes;
  • Grabar y disponer entrenamientos online para clientes;
  • Tener un chat en tiempo real para atender a los clientes.

Lo importante es saber que tu sitio web es como un escritorio virtual, por eso cada visitante debe ser tratado como si estuviese visitando tu empresa. 5 – Para vender Siguiendo las buenas prácticas de la metodología de Inbound Marketing, después de atraer, convertir y relacionar, ¡es hora de la venta! Y ¿cuál es el papel de tu sitio web en esa etapa? En relación a ventas, tu sitio web puede ser útil tanto para ventas consultivas, como para ventas self-service, como es el caso de los e-commerces. Si tu venta fuese consultiva, el sitio web es un apoyo para el vendedor al momento de cerrar una venta. Es fundamental tener un área con las soluciones y los precios de sus productos. Si tu venta fuera self-service, un sitio web ayudará a escalar tu negocio al permitir que los clientes realicen la compra dónde y en el momento que se sientan más cómodos. El internet nunca cierra, es decir, con una tienda en línea, no necesitas limitar el horario comercial. Conclusión Retomando, una página web propia es parte vital para una estrategia de Marketing Digital con foco en resultados. Es el canal que va a dar toda la credibilidad necesaria para tu base de contactos y auxiliar en diversos factores como en ser encontrado, ganar autoridad en el mercado, expandir tu negocio, vender tus productos o relacionarte con la audiencia. Si tu negocio aún no tiene una página web, no pierdas el tiempo y comienza ya la creación del mismo. Ahora, si tu empresa ya tiene un sitio web, ten en mente que vas por buen camino, sin embargo, no te confíes y no te quedes parado. Los primeros pasos después de tener un sitio web son la optimización de tu conversión, del SEO, las actualizaciones del diseño, planeación de contenido, las modificaciones del layout para dispositivos móviles, etc. Si continuas pensando solo en una fanpage para promover tus servicios/productos, te invitamos a ver el siguiente video:

 

Próximo curso

CURSO COMPLEMENTA TU MARKETING DIGITAL Y GENERA VENTAS EFECTIVAS Quiero inscribirme
Fuentes: RDStation

Deja un comentario